El término hebreo Lashon Hara (לשון הרע, “Lenguaje diabólico”) se refiere al acto de hablar despreciativamente de otra persona. Es un pecado de acuerdo a la ley judía.